Coaching

Coaching y embarazo.

El embarazo es para todas las mujeres, sin duda uno de los momentos más importantes de la vida, ya sea porque lo deseamos mucho, porque nos sorprende o porque no lo esperábamos. Como tal nos produce desde el primer minuto, incertidumbre, ansiedad, y hasta temor. Nos cuesta acostumbrarnos a la idea, a asumir que durante los meses siguientes nuestro cuerpo se transformará, que la familia crecerá, y que nunca más nuestra vida volverá a ser la misma.
Este episodio, que en la mayoría de los casos es una maravillosa noticia, constituye para muchas mujeres un problema o alguna complicación, ya sea porque no era esperado, porque no ha sido el resultado de un acto de amor, o porque no sabemos como organizaremos, a partir de ahora, nuestra nueva vida, personal, familiar y laboral.

Sea cual sea la situación personal de cada mujer embarazada, lo que las une son los cambios que acarreará en su vida, y ahí surge una pregunta importante-¿Que tan preparadas nos sentimos para embarazarnos?.
Pareciera ser que por ser un proceso que conocemos desde siempre, todos asumimos que es fácil enfrentarlo, vivirlo y aceptarlo, sin embargo la mujer de hoy tiene y ha asumido múltiples roles que no le dan las facilidades de antaño, para la maternidad, y esto nos genera muchas angustias. Nuestras abuelas se quedaban en casa y se dedicaban a la crianza como principal labor, apoyadas a su vez por sus madres y abuelas. Hoy la mujer sale a trabajar, las distancias son largas, no todas tienen acceso a buenas salas cunas, ni asesoras del hogar, niñeras o alguna abuela disponible, por lo tanto la maternidad, aún en el mejor escenario, es difícil de enfrentar, a pesar de todo el amor que la mujer este dispuesta a entregar a ese hijo, y la alegría que le produzca el estar esperándolo.
Por todo esto, es que se ha descuidado el aspecto emocional de las mujeres, se asume que es una “situación normal”, y los argumentos son siempre los mismos, las hormonas¡¡, las mujeres embarazadas se ponen sensibles¡¡, es que una amiga tuvo una mal experiencia¡¡, etc, etc.Y a través de estos argumentos se niegan las emociones, se ocultan, la mujer se siente sola , aislada y no sabe como canalizar todo esto que le está pasando, y que al parecer nadie más vive.

Con el Coaching te ofrecemos la oportunidad de superar estos temores vivenciando tu embarazo de mejor manera, rediseñando tu vida y preparándote para lo que viene, aceptando y aprendiendo a vivir el rol de madre, desde ahora.
Podremos empoderarnos de nuestra situación y buscar en nuestras experiencias y enseñanzas, lo mejor de mí para esta nueva etapa, una etapa más conciente, más segura y por lo tanto, más feliz.