Anticoncepción – Esterilización masculina

¿QUE ES?
La esterilización es una técnica quirúrgica que se realiza en los hombres seccionando ambos conductos deferentes antes de la desembocadura en la uretra, como son ellos los conductores de espermatozoides desde los testículos y hacia la externalización del líquido seminal, es un procedimiento definitivo, que impide la fecundación.

esm

PROCEDIMIENTO
El procedimiento se realiza con anestesia local, mediante una pequeña incisión en la zona media del escroto, cerca de la base del pene de más o menos 1.5cm.

EFECTIVIDAD
La efectividad es de un porcentaje bastante alta, se ha visto recanalización espontánea a los pocos meses de realizado de un 0.3%, y en el largo plazo (años) de un 0.03%.
La esterilización masculina tiene efectos en el semen, en la formación de espermatozoides, sobre el deferente y el epidídimo, sobre las hormonas, el sistema inmune y sobre la relación sexual.
El total eyaculado disminuye en un 5-10% y cambia el aspecto siendo más translúcido después de la intervención. Como la esterilización no elimina la producción de espermios, sino se acumulan en el epidídimo, aparecen espermiofagos que los fagocitan (los eliminan), además se produce formación de anticuerpos que hacen disminuir la movilidad de los espermatozoides.
La cirugía está muy recomendada por cuanto no requiere colaboración especial de la pareja, es un método bastante económico, no tiene influencias en la producción hormonal, no afecta la vida sexual, no provoca molestias, no requiere controles posteriores después de la ausencia de espermatozoides, se puede efectuar en cualquier período lo que favorece a la mujer pues podría realizarse durante el embarazo, parto o puerperio de la pareja.

RIESGOS
El riesgo de embarazo existe cuando los pacientes no consideran el tiempo de reposo posterior a la intervención, por eso, después de la cirugía deben transcurrir más o menos dos meses, para que el semen ya no contenga espermatozoides (alrededor de 10 a 14 eyaculaciones). Luego de estos dos meses, se realiza un examen del semen, llamado espermiograma, para verificar la ausencia de espermatozoides. Riesgo de embarazo por cirugía mal realizada, o porque los conductos vuelvan espontáneamente a unirse es de muy baja incidencia.
El 50% de los varones presenta moretones, inflamación y dolor después de la intervención, pero de intensidad menor que ceden rápidamente al tratamiento de analgésicos y hielo local.
El mayor riesgo que se produce es el deseo de revertir la intervención, y esto dependerá fundamentalmente del tiempo que ha pasado desde la intervención, a mayor tiempo menos porcentaje de éxito de la recanalización de los conductos deferentes.
Riesgo de sangrado o infección es inferior al 2%.

PRONOSTICO
Es de excelente pronóstico en el sentido de que no ocasiona molestias, ni alteraciones de la vida personal o sexual de los pacientes.
Desde el punto de vista práctico, la vasectomía no es reversible. Se han descrito casos en que después de varias intervenciones se logra revertir la intervención, pero en general las posibilidades de éxito son remotas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *