Disautonomía

DISAUTONOMÍA 

Este cuadro probablemente por el nombre no lo reconozcamos, sin embargo es bastante más frecuente que lo supuesto por la mayoría de las personas.

QUE ES LA DISAUTONOMÍA
Antiguamente se conocía con el nombre de “Neurastenia” y se reflejaba en la incapacidad de las personas de funcionar, por sentir un cansancio muy acentuado, hoy se le conoce como Disautonomía y corresponde a la alteración del Sistema Nervioso Autónomo, que es el que regula muchas funciones habituales y de gran importancia como son el pulso, la presión arterial, la temperatura y la respiración. También controla nuestra conocida respuesta de taquicardia frente a una situación de emergencia, lo habitual es que en situaciones de pánico, de peligro, reaccionemos con taquicardia, elevación de la presión arterial y en algunos casos desarrollando mayor fuerza o vigor, que en nuestro vivir cotidiano o cuando estamos relajados, sin embargo las personas con Disautonomía, presentan una reacción totalmente inadecuada generando bradicardia(disminución del pulso), presión arterial disminuida, cansancio y hasta somnolencia.
Cuando las pacientes se embarazan, ocurre que el retorno venoso de las extremidades está enlentecido por condiciones propias del estado de gravidez, y al cambiar de posición bruscamente o incorporase de la cama del mismo modo, la paciente se siente mareada y en algunos casos se desmaya por una baja brusca de la presión arterial, esto que es muy frecuente en un embarazo, en pacientes con Disautonomía podría ser de mayor envergadura ya que la recuperación es bastante más lenta, por la alteración de su Sistema Nervioso Autónomo. Esta pérdida momentánea de conciencia se recupera cambiando de posición a la paciente, recostándola, favoreciendo así el retorno venoso desde las extremidades al corazón y al cerebro. En algunos casos (bastante menos frecuentes), podría ocurrir que a la pérdida del conocimiento sigan convulsiones y se pueda diagnosticar equivocadamente como Epilepsia, o presentar transpiración en la cara y diagnosticarse como hipoglicemia (baja del azúcar de la sangre).
En resumen la Disautonomía, es una condición frecuente, relacionada con el Síndrome de Hiperlaxitud, que pasa generalmente sin ser diagnosticada y que acarrea una pésima calidad de vida del paciente.

CARACTERISTICAS
La Disautonomía se caracteriza por sensación de frío frecuente, falta de energía que se refleja cuando la paciente está tranquila, ya que cuando está en actividad se siente bien, pero al suspenderla sobreviene la fatiga, y la pérdida de ánimo, al igual que cuando están aburridas o después de comidas abundantes. Esta sintomatología similar a la de los cuadros de  Fibromialgia, Hipotiroidismo, Hipoglicemia o Fatiga crónica lleva muchas veces a diagnósticos erróneos, incluso a veces se trata como si fuera una depresión. También se puede presentar después de sufrir emociones fuertes, o al permanecer mucho tiempo en lugares cerrados, si hace demasiado calor y en casos de deshidratación. Se pueden hinchar manos y pies al estar inmóvil, al caminar despacio o con calor excesivo, si bien son personas “friolentas” tampoco toleran el calor, “se sofocan”. Afecta a ambos sexos por igual y puede también afectar a niños, siendo de ocurrencia preferente entre adolescentes y adultos jóvenes. Otro síntoma importante es la falla de memoria, baja concentración y a veces desorientación, esto se puede explicar ya que con la baja de la presión arterial se disminuye la perfusión de Oxígeno al cerebro. En los jóvenes son frecuentes los bajos rendimientos académicos que se corrige fácilmente con el tratamiento adecuado. Si estos síntomas persisten y no hay tratamiento el niño podría desarrollar  Déficit atencional, tan frecuente en nuestros días. Con el crecimiento natural y aumento de la presión arterial pudieran disminuir los síntomas.
La Disautonomía puede ocurrir por una infección viral o por uso de algunos medicamentos, como el Isoproterenol (usado en asma), en algunos casos se desconoce la causa, pero lo más frecuente es por la alteración del sistema  Simpático-vagal.
Es muy importante conocer este cuadro, para realizar diagnósticos diferenciales, especialmente con Hipotiroidismo y Depresión.

DIAGNÓSTICO
Este se realiza a través de una prueba que se denomina Tilt Test, en un departamento de cardiología y consiste básicamente en cambios de posición con control periódico de pulso y presión arterial. Sin embargo en algunas personas los síntomas son muy claros y se puede tratar sin confirmar el diagnóstico.

TRATAMIENTO
No existe un tratamiento curativo, pero hay muchas cosas que se pueden hacer para prevenir o aliviar el problema.

  • Evitar estar de pie por tiempo prolongado.
  • Evitar estar demasiado tiempo sin cambiar de posición, o sin movilizarse.
  • En viajes largos, caminar frecuentemente, o al menos movilizar las piernas girando los tobillos o estirando la punta de los pies y luego flectando.
  • Si la fatiga aparece al estar caminando, sentarse un tiempo y luego volver a caminar.
  • En cada caso de fatiga se puede levantar las piernas a la paciente, después de recostarla.
  • Se debe evitar la deshidratación, por lo tanto se recomienda ingerir abundante agua (2-3 litros) diariamente, y en casos de excesivo calor o esfuerzos importantes ingerir bebidas rehidratantes. La orina debe estar siempre clara como el agua, si está oscura es necesario aumentar la ingesta.
  • En invierno se recomienda el uso de calcetines elásticos hasta las rodillas, con una presión en el tobillo de 20mm. de Hg.
  • En algunos casos su médico podría recomendarle aumentar la ingesta de sal, para producir un aumento de la presión arterial, pero sólo corresponde a prescripción médica.
  • Es recomendable la mantención de un buen estado físico especialmente de músculos abdominales y ejercicios aeróbicos para ayudar al retorno venoso. Especialmente recomendable Yoga, Pilates, Tai Chi, Masoterapia (masajes), y elongaciones.
  • Se recomiendan las comidas por porciones pequeñas, unas 5-6 veces por día, disminuyendo la ingesta de alcohol y bebidas dulces.
    En general el tratamiento es muy exitoso, con algunas medidas bastante simples, lo fundamental es llegar a un buen y oportuno diagnóstico.

 

dis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *