Enfermedades de la Tiroides

ENFERMEDADES DE TIROIDES-ADULTOS Y NIÑOS

QUÉ ES LA TIROIDES?

La Tiroides es una glándula que se encuentra en el cuello, justo encima de la Tráquea, y tiene la forma de una mariposa. Es la encargada de regular todas las actividades que intervienen en el metabolismo del cuerpo. Produce hormonas que controlan la velocidad con se queman las calorías y el ritmo de los latidos cardíacos, además de regular la sensibilidad del cuerpo a otras hormonas. También interviene en los niveles de glucosa, grasa y calor corporal. Todas estas funciones las realiza a través de la producción de hormonas T3 y T4.

ALTERACIONES

El Hipotiroidismo es una pérdida de función de la glándula tiroidea, en general producida por la formación de anticuerpos que dañan las células que producen las hormonas.
La sintomatología se manifiesta como flojera, mareos, voz ronca, agotamiento, insomnio, estreñimiento, depresión y aumento de peso. También puede producir piel seca, caída de pelo, problemas de concentración y memoria y, en casos más severos, puede ocasionar deterioro importante de algún otro órgano.

El Hipertiroidismo es un cuadro totalmente inverso del anterior. En este caso hay un aumento de la función de la tiroides que produce un exceso de hormonas generando una exagerada sintomatología, también inversa al hipotiroidismo, intolerancia al calor, palpitaciones, ansiedad, pérdida de peso, etc. Se asocia su aparición a presencia de nódulos benignos en la mayoría de los casos.

La Alteración Tiroídea por crecimiento de la glándula puede ser parcial, nódulos, o general, el Bocio total. Los nódulos en general son bastante frecuentes, son benignos y de origen desconocido. El Bocio, por su parte, es un aumento generalizado y puede ser una situación temporal por carencia de yodo, por mala síntesis del mismo o por alguna enfermedad de menor ocurrencia.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico se realiza partiendo de la sospecha por la sintomatología, examen médico y exámenes de laboratorio, de sangre e imágenes.
El examen clave de sangre es la medición de TSH (Hormona Estimulante de la Tiroides) que es una hormona reguladora de la función tiroídea producida por la Hipófisis.
Es fundamental que el diagnóstico sea realizado por un especialista, un Endocrinólogo que evalúe todas los aspectos, ya que ocurre a veces que situaciones de estrés, algunas enfermedades generales, en algunos casos el embarazo, o el uso de medicamentos puede alterar los exámenes de sangre sin que corresponda exactamente a una alteración permanente de la Tiroides.

TRATAMIENTO

En el caso del Hipo e Hipertiroidismo el tratamiento es medicamentoso, basta recurrir al especialista quien hará el diagnostico preciso y el tratamiento adecuado con lo que cederán las molestias y síntomas.
En el caso de los nódulos por lo general el tratamiento son la extirpación de ellos, sobretodo cuando hay alguna sospecha o confirmación del diagnóstico de Cáncer.
También se realiza extirpación de la glándula cuando hay crecimiento exagerado, comprimiendo el cuello, o en casos de que el tratamiento radioactivo (uso de yodo radioactivo externo para destruir la Tiroides), no haya generado efecto.

PREVENCIÓN

Hay consenso entre los especialistas acerca de que prevención específica no hay, sin embargo, recomiendan mantener una dieta balanceada, ingiriendo suficiente cantidad de yodo, ya que la tiroides genera las hormonas a partir de esta sustancia que en caso de no estar disponible en la cantidad necesaria, la glándula funciona aceleradamente generando las alteraciones descritas.

La recomendación de yodo es de 100 a 150 microgramos diarios, una alimentación que incluya pescados y sal yodada en cantidades habituales debiera ser suficiente para cubrir este requerimiento.

ENFERMEDAD CONGÉNITA DE TIROIDES

Las enfermedades congénitas de la Tiroides corresponden a un grupo de alteraciones causantes de la ausencia de hormona tiroídea, o a un mal funcionamiento de la misma.
Tipos de alteraciones

– Hipotiroidismo congénito primario: ocurre por la falta de yodo en el embarazo y en los primeros años de vida, y se manifiesta con la ausencia del tiroides o mal funcionamiento.
– Hipotiroidismo hipotálamo-hipofisiario: En este caso la Tiroides funciona, pero de manera inadecuada por cuanto hay una falla en la estructura del cerebro de la que depende (hipotálamo-hipófisis).
– Periférico: En este caso la Tiroides funciona, pero el cuerpo no lo hace de forma adecuada porque no reconoce a las hormonas.

SINTOMATOLOGÍA

– Al nacer el recién nacido puede presentar lengua grande (macroglosia), sueño excesivo, dificultad para alimentarse, llanto ronco y podría también presentar ictericia (tono amarillento de la piel).
– El no hacer el diagnóstico oportuno podría ser causa de retraso mental, de crecimiento y tono muscular disminuído.

DIAGNÓSTICO

Hoy se realiza (en Chile) a todos los recién nacidos un examen específico a través de la prueba del talón (extracción de gotas de sangre del talón) midiendo la TSH, en las 48 a 72 horas de nacido para hacer el diagnóstico de la función tiroidea. En casos de recién nacidos prematuros, bajo peso y con alguna patología se repite este examen a los 15 días.
Después del examen físico del recién nacido, de la medición de TSH, también pueden realizarse otras pruebas complementarias como RX de huesos, estudio cardiaco, del oído, etc.

TRATAMIENTO

Lo más importante del tratamiento es que sea lo más precoz posible y debe estar a cargo del especialista pediátrico. Consiste en la administración de hormona tiroidea por vía oral, de acuerdo al peso, a la edad y al examen específico. Y en la medida que avance el crecimiento se deberán ir ajustando las dosis.
El tratamiento debe ser siempre revisado y a los 3 años se debe hacer un reestudio completo de Tiroides para evaluar la continuidad o suspensión de este.
Según la Dra. Casas, médico endocrinóloga colombiana, “es muy importante que se detecte a tiempo la enfermedad, porque uno de cada 3.000 niños nacidos vivos en Colombia pueden padecer hipotiroidismo congénito, lo que genera deficiencias que provocan un retardo en el crecimiento físico y mental del niño, impidiendo funciones básicas como levantar la cabeza, gatear, mover los brazos, hablar, etc.”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *