Aborto espontáneo

Aborto espontáneo

Un aborto involuntario es la pérdida espontánea de un feto antes de la semana 20 del embarazo. Pérdida del embarazo después de 20 semanas se llama muerte fetal.
Un aborto espontáneo también se denomina “aborto natural” y se refiere a los hechos que ocurren naturalmente y no a abortos terapéuticos o abortos quirúrgicos.

Otros términos para referirse a una pérdida temprana en el embarazo son:
• Aborto consumado: todos los productos (tejidos) de la concepción salen del cuerpo.
• Aborto incompleto: sólo algunos de los productos de la concepción salen del cuerpo.
• Aborto inevitable: no se pueden detener los síntomas y se presenta el aborto espontáneo.
• Aborto infectado (séptico): el endometrio (capa mas interna del útero) y cualquier producto restante de la concepción resultan infectados.
• Aborto retenido: el embarazo se pierde y los productos de la concepción no salen del cuerpo.
Al comienzo de algunos de estos síntomas se habla de amenaza de aborto y se presenta como cólicos abdominales con o sin sangrado vaginal. Son un signo de que se puede presentar un aborto.

Causas
La mayoría de los abortos espontáneos son causados por problemas cromosómicos que hacen imposible el desarrollo del bebé. Por lo regular, estos problemas no tienen relación con los genes del padre o de la madre.
Otras causas posibles de aborto espontáneo son:
• Drogadicción y alcoholismo
• Exposición a toxinas ambientales
• Problemas hormonales
• Infección
• Obesidad
• Problemas físicos de los órganos reproductores de la madre
• Problemas con la respuesta inmunitaria del cuerpo
• Enfermedades graves en todo el cuerpo (sistémicas) de la madre (como la diabetes no controlada)
• Tabaquismo
Alrededor de la mitad del total de los óvulos fecundados muere y se pierde (son abortados) en forma espontánea, casi siempre antes de que la mujer se de cuenta que está embarazada. Entre las mujeres que saben que están embarazadas, entre 15 y 20 de cada 100 sufrirá un aborto espontáneo. La mayoría de los abortos espontáneos ocurren durante las primeras 7 semanas del embarazo. La tasa de este tipo de aborto disminuye después de que se detecta el latido cardíaco del bebé.
El riesgo de aborto espontáneo es más alto en mujeres:
• De mayor edad. El riesgo incrementa después de los 30 años, se vuelve mas importante entre los 35 a los 40 años, y es mayor después de los 40.
• Que hayan tenido abortos espontáneos antes.

Síntomas
Los posibles síntomas abarcan:
• Lumbago o dolor abdominal sordo, agudo o de tipo cólico
• Material tisular (tejidos) o en forma de coágulos que sale de la vagina
• Sangrado vaginal con o sin cólicos abdominales

Pruebas y exámenes
Durante un examen pélvico, se puede observar que el cuello uterino se ha abierto (dilatado) o adelgazado (borramiento del cuello uterino).
Se puede hacer una ecografía abdominal o vaginal para verificar el desarrollo del bebé, los latidos cardíacos y la cantidad de su sangrado.
Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes de sangre:
• Tipo de sangre (si es sangre Rh-negativo, requeriría un tratamiento con inmunoglobulina Rh)
• Conteo sanguíneo completo (CSC) para determinar cuánta sangre se ha perdido.
• GCH (cualitativa) para confirmar el embarazo.
• GCH (cuantitativa) que se hace con intervalos de algunos días o semanas.
• Conteo de glóbulos blancos (GB) y fórmula leucocitaria para descartar infección.

Tratamiento
En el caso de presentarse el aborto espontáneo, el tejido que sale por la vagina debe ser examinado. Esto se hace para determinar si era placenta normal o una mola hidatiforme (un crecimiento raro que se forma dentro del útero en el inicio del embarazo). Igualmente, es importante determinar si aún queda algún tejido fetal dentro del útero.
Si el tejido del embarazo no sale del cuerpo en forma natural, la paciente puede necesitar quedar bajo observación hasta dos semanas. Es posible que se necesite cirugía, (legrado o raspado instrumental) y/o medicamentos para eliminar los contenidos restantes de su útero.
Después del tratamiento, las mujeres generalmente reanudan su ciclo menstrual normal al cabo de 4 a 6 semanas. Cualquier sangrado vaginal posterior debe ser vigilado cuidadosamente. A menudo, es posible quedar en embarazo inmediatamente. Se recomienda esperar un ciclo menstrual normal antes de tratar de quedar embarazada de nuevo.

Posibles complicaciones
Las complicaciones de un aborto espontáneo completo son infrecuentes.
Un aborto séptico puede ocurrir si cualquier tejido de la placenta o el feto permanece en el útero después del aborto espontáneo. Los síntomas de una infección abarcan fiebre, sangrado vaginal permanente, cólicos y un flujo vaginal fétido. Las infecciones pueden ser serias y requerir atención médica inmediata.
Las mujeres que pierden a un bebé después de las 20 semanas de embarazo reciben atención médica diferente. Esto se denomina parto prematuro o muerte fetal y requiere atención médica inmediata.
Después de un aborto espontáneo, las mujeres y sus parejas pueden pasar por un período de duelo que no debiera prolongarse mas allá de un tiempo acotado, si los sentimientos de tristeza no desaparecen o empeoran, es recomendable consultar con un especialista.

Cuándo contactar a un profesional médico:
Consulte con el médico si se presenta sangrado vaginal con o sin cólicos durante el embarazo.
De igual manera, se debe consultar si está embarazada y observa material tisular o con apariencia de coágulo que sale de su vagina. Idealmente recoger el material y llevarlo a su Médico o Matrona para que lo analice.

aborto

Prevención
La atención prenatal pronta y exhaustiva es la mejor prevención disponible para todas las complicaciones del embarazo.
Los abortos espontáneos que son causados por enfermedades sistémicas se pueden prevenir detectando y tratando la enfermedad antes de quedar en embarazo.
Igualmente, es menos probable que se presenten abortos espontáneos si se evitan cosas que sean dañinas para un embarazo, como los rayos X, las drogas y el alcohol, la alta ingesta de cafeína y las enfermedades infecciosas.
Cuando el cuerpo de la madre tiene dificultades para mantener un embarazo, se pueden presentar signos como sangrado vaginal leve. Esto significa que hay una posibilidad de un aborto espontáneo, pero eso no significa que definitivamente vaya a ocurrir uno. Una mujer embarazada que desarrolla cualquier signo o síntoma de amenaza de aborto debe buscar a su perinatólogo inmediatamente.
Tomar vitaminas prenatales y suplementos de ácido fólico antes de embarazarse puede disminuir grandemente las probabilidades de un aborto espontáneo y ciertos defectos de nacimiento.
Referencias
American College of Obstetricians and Gynecologists. ACOG Committee opinion no. 462: Moderate caffeine consumption during pregnancy. Obstet Gynecol. 2010;116(2 Pt 1):467-8. PMID: 20664420 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20664420.
Katz VL. Spontaneous and recurrent abortion: etiology, diagnosis, treatment. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap 16.
Laurino MY, Bennett RL, Saraiya DS, et al. Genetic evaluation and counseling of couples with recurrent miscarriage: Recommendations of the National Society of Genetic Counselors. J Genet Couns. June 2005;14(3):165-81. Reaffirmed April 2010. PMID: 15959648 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15959648.
Simpson JL, Jauniaux ERM. Pregnancy loss. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 26.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *