HISTERECTOMIA

¿Qué es la histerectomía?

La Histerectomía es una de las intervenciones más frecuentes en Ginecología y consiste en la extirpación quirúrgica del Útero.

Existen tres tipos básicos de intervención, estas son:

  • Histerectomía Subtotal, es aquella donde se extirpa sólo el útero, pero el cuello uterino, los ovarios y las Trompas de Falopio permanecen intactas.
  • Histerectomía Total, es cuando la intervención abarca el útero más el cuello uterino, y las trompas con los ovarios permanecen intactos.
  • Histerectomía Radical o con Salpingooforectomía bilateral, en que se extirpa todo, Utero, Trompas y Ovarios.

histereoctomia

INDICACIONES

La indicación más frecuente de realización es por presencia de Miomas (tumores benignos), o tumores malignos del útero, trompas u ovarios, en que en general la Histerectomía es parte de una intervención mucho mayor (compromiso de ganglios u otros órganos).

Los miomas son tumores benignos del útero que crecen a expensas del músculo uterino provocando nódulos fibrosos, en general cuando son pequeños no dan mayores molestias a la paciente, siendo necesario solamente el control médico y ecográfico para evitar que aumente el tamaño y la sintomatología, en cambio cuando los miomas son muy grandes, ocasionan molestia por peso, son numerosos o provocan hemorragias, se procede a la extirpación del Útero.

TIPOS DE INTERVENCION

Abdominal.- Esta vía se utiliza cuando los tumores son muy grandes o cuando son tumores malignos. Se realiza con una incisión horizontal en el borde del vello pubiano, (Pfannestiel o incisión de Cesárea).

Vaginal.- Esta vía está indicada en la mayoría de los casos de tumores benignos, sobretodo cuando se quiere corregir además un prolapso (descenso uterino a través de la vagina). Tal como su nombre lo indica es una incisión en la vagina no quedando cicatriz visible.

Laparoscopía.- Esta vía se utiliza para ayudar a la vía vaginal, en casos de patologías de ovarios, se realiza a través de varias pequeñas incisiones en el abdomen.

CONSECUENCIAS

  • La histerectomía provoca la incapacidad de embarazo.
  • Incapacidad de menstruar
  • La conservación de los ovarios hace que no se produzcan trastornos hormonales o metabólicos.
  • Si hay extirpación de ovarios, se producirán cambios similares al Climaterio como bochornos, sudoración nocturna, cambio del estado de ánimo, sequedad vaginal, etc.
  • En algunas pacientes se ha observado aumento de peso, estreñimiento, cansancio, dolor pélvico, y menopausia (última regla) precoz, aún sin haber extirpado los ovarios.
  • Cuando se extirpan los ovarios se suspende la producción de Estrógeno, hormona que desempeña varias funciones en el cuerpo como coadyuvante en la prevención de cardiopatía, la osteoporosis (huesos débiles y quebradizos), y la mantención de la humedad vaginal.
  • No se ha demostrado que la Histerectomía provoque alteraciones en la vida sexual de las mujeres, sin embargo a muchas se les debe dar apoyo sicológico por cuanto se sienten menos atractivas, o con disminución de su “femineidad”, ya que no tienen la capacidad de engendrar. Si bien es cierto no hay demostración objetiva de que influya en alguna medida la extirpación del útero sobre la sexualidad, no es menos cierto que si ocurre en algunos casos.
  • La edad de la mujer influye en la reacción emocional que tenga posteriormente a la intervención. Mientras más joven la paciente, mayor será la influencia que significará en su vida.

CONCLUSIONES

  • Algunas investigaciones han demostrado que el uso de Estrógenos, puede aumentar el riesgo de contraer Cáncer de Mama, por lo tanto es fundamental realizar un análisis cuidadoso de los beneficios y riesgos de la intervención, considerando la sustitución hormonal que sea necesario utilizar, si el caso lo amerita.
  • También en casos previos de Endometriosis, es posible que esta vuelva a aparecer con la sustitución hormonal.
  • Frente a lesiones cancerosas será efectiva la mejoría del estado de la paciente, sin embargo en lesiones no cancerosas, es probable que la paciente no encuentre el alivio que buscaba, e incluso que se arrepienta de haberse sometido a la intervención.
  • Si la paciente tiene dudas o inquietudes respecto a la intervención, es bueno considerar el hablar con otras pacientes que ya han vivido la experiencia para tomar la mejor decisión.
  • Como toda intervención de envergadura es indispensable solucionar todas las dudas de las pacientes, previo a la cirugía, aportando la mayor cantidad de información disponible y ofreciendo siempre la oportunidad de una segunda opinión con otro facultativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *