Alimentación en la lactancia

Alimentación  en la lactancia

 

Todos los estudios de los que disponemos en la actualidad, confirman los beneficios de la lactancia exclusiva, en el desarrollo de los recién nacidos para su salud, tanto en la infancia como en su vida adulta. Por esto es que cobra importancia la alimentación de la madre durante este proceso.

Que se recomienda:

  • no consumir más alimentos de los que son los requerimientos habituales. Se estima que una madre que amamanta requiere un aumento de sólo 500 kcl/día.
  • evitar dietas restrictivas para bajar de peso.
  • realizar dietas libre de alimentos específicos, solo si existe intolerancias o alergias alimentarias o prescritas por su mé
  • ingerir 2 a 3 litros de líquidos al día, esto no es en relación a la producción de leche, sino para mantener una adecuada hidratación de la madre. De preferencia opciones saludables como agua, jugos naturales, leche.
  • aumentar el consumo de alimentos ricos en omega 3, de origen marino (EPA, DHA) en caso se reacciones alérgicas al pescado, consumir las originarias de algas marinas (DHA).
  • se debe tener precaución con las infusiones de hierbas. La mayoría de las plantas medicinales tienen principios activos y  hay que informarse sobre los efectos de estos  y consumir sólo aquellos de beneficios conocidos.
  • se recomienda utilizar productos descafeinados y limitar aquellos como café, te, bebidas cola, chocolate, ya que la cafeína afecta al recién nacido produciendo irritación y disminución del sueñ
  • el alcohol se traspasa por la leche materna al recién nacido pudiendo afectar su desarrollo cerebral, además es un inhibidor  de la producción de leche.

 

Guía de porciones recomendadas

  • Lácteos: aportan calcio y vitaminas para la salud ósea de la madre además de entregar proteí Se recomiendan en porciones de 2-3 veces por día, de preferencia semidescremados.
  • Carnes, huevo y pescado: aportan proteínas, hierro para prevenir posibles anemias, el pescado aporta omega 3 para el desarrollo cognición del recién nacido. Se recomienda porciones de 2-3 veces por semana cada uno de ellos, preferir carnes magras y blancas.
  • Frutas y verduras: aportan vitaminas minerales y fibras, ayuda a evitar el estreñimiento. Se recomienda 3 porciones por día de cada una de ellas.
  • Cereales y leguminosas: aportan calorías, vitaminas del complejo B, fibra, ayudan a evitar el estreñimiento. Se recomienda el pan, cereales 1 porción al día, arroz y fideos no más de una taza y 2 veces por semana, las legumbres de preferencia sin hollejo y 2 veces por semana.
  • Aceites y grasas: aportan calorías, ácidos grasos esenciales, omega 3 y 6, y vitaminas liposolubles. Se recomienda diariamente 1 cucharadita de te preferentemente aceites vegetales como oliva, canola, maravilla, y evitas las frituras.
  • Azúcar: sólo aporta calorías, se recomienda reducir su consumado y usar endulzantes autorizados.

 

Esta es una guía que varía según el estado nutricional de cada mujer, y debe ser ajustado por el médico tratante.

alimentacion en la lactancia

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *