CAIDA DE PELO EN EL POST-PARTO

CAIDA DE PELO EN EL POST-PARTO

 

La caída de pelo en el período de post-parto es un fenómeno bastante frecuente, aún en pacientes que no amamantan ha sido descrito. Si bien es atribuible a las hormonas femeninas, hay algunas recomendaciones que pueden ayudar a disminuir la cuantía de la pérdida.

 

Recomendaciones generales

  • Disminuir la frecuencia del lavado de cabello, idealmente este debe realizarse cada 2-3 días.
  • El masaje durante la aplicación del shampoo debe ser suave, especialmente en el cuero cabelludo.
  • El enjuage idealmente hacerlo con agua corriendo y no frotar el cabello mientras cae el agua.
  • Está recomendado el uso de acondicionadores, desde las puntas del cabello y hacia el cuero cabelludo, enjuagando o no posteriormente, según la indicación del producto.
  • Para el secado se debe usar el secador de pelo con aire tibio, no caliente.
  • El ideal es dejar el cabello al aire para que seque solo, si resto no es posible lo más recomendable es usar una toalla suave frotando suavemente la fibra capilar.
  • El cepillado debe ser el mínimo y con poca frecuencia, idealmente peina con un peine de dientes machos y separados para disminuir los continuos tironeos del cabello.
  • Si no logras desenredar el cabello, usar algún producto que ayude a lograrlo
  • No se deben usar durante este período rizadores o planchas para el pelo
  • Para coger el cabello no es bueno usar elásticos o collets muy duros, de modo que el cabello quede tirante, más bien debe estar siempre holgado o suelto.
  • Las trenzas apretadas tampoco son recomendables.

 

CUIDADOS ESPECIALES:    NO EXISTE TRATAMIENTO

Masajes: Se recomienda realizar masajes de cuero cabelludo, con productos especializados y con suavidad. Estos estimulan el flujo de sangre, aumentando la absorción de nutrientes y fortaleciendo las raíces del cabello, disminuyendo así la perdida.

Aceite de Lavanda: Está descrito que los masajes de aceite de lavanda ayudarían a controlar la pérdida de cabello, se debe frotar este aceite con un masaje suave del cuero cabelludo, en una mínima cantidad.

 

Recomendaciones nutricionales:

Como todo período de sobrecarga se debe ingerir los nutrientes necesarios, sin realizar dietas de ningún tipo. Se recomienda las 4 comidas al día con una dieta balanceada de frutas, verduras, proteínas y leche, además de un aumento en la ingesta de agua. Las proteínas son básicas en el fortalecimiento de la fibra capilar, por lo tanto la ingesta de carnes, productos lácteos, huevos, pescados y frutos secos son esenciales en pacientes con este problema.

 

Minerales y Vitaminas adicionales:

Hierro, forma parte de las indicaciones prenatales y se debe continuar con su ingesta al menos un mes después del parto, se encuentra en las carnes, rojas y blancas, en el pescado, en las legumbres, espinacas y brócoli.

Un gran favorecedor de la absorción de Hierro es la vitamina C, que además ayuda a favorecer los tallos callares. Esta se encuentra en arándanos, naranjas, limones y bróculi. También favorece la producción de colágeno.

Ácidos grasos omega 3, favorecen la mantención del cabello hidratado, por cuanto ayudan a los aceites capilares. Se encuentran en el salmón, la trucha, palta.

Ingesta de zinc y Selenio, esto se puede encontrar en cereales integrales, carnes rojas, huevos, y ostras (no recomendable en lactancia por consumirse crudas).

La biotina (conocida como Vit B7 o B8), también ayuda en la manutención de un cabello saludable. Se encuentra en interiores como Hígado, en los huevos, levadura y también en algunos cereales.

 

Señales de Alerta:

Si la pérdida del cabello es excesiva e importante se debe consultar a un especialista, o si como resultado de la perdida aparecen estados de depresión de ansiedad o de angustia, o no se desea continuar con la lactancia. Aun cuando  hay que entender que la pérdida de cabello en la lactancia es un proceso normal y está demostrado que obedece a un fenómeno hormonal, a muchas mujeres les cuesta entender y aceptar que deben esperar un período de tiempo y esto se revertirá.

En casos más severos el médico puede solicitar exámenes de sangre para evaluar niveles hormonales, y estabilización de estas en períodos normales de 6 a 12 meses.

 

Hoy la cosmética es de gran ayuda para pacientes que lo sienten o viven como un gran problema, existen mousses o espumas que ayudan a dar volumen y hasta un buen corte pueden dar la sensación de un mayor cantidad de cabello, mientras se espera todo vuelva a la normalidad.

Para mujeres de cabello largo siempre se recomienda un corte, por la incomodidad de la pérdida de cabello y la no recomendación de usar “moños”.

caida de pelo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *