ECOGRAFÍAS DURANTE UN EMBARAZO NORMAL

 

 

Para todas las mujeres embarazadas la Ecografía constituye un muy buen apoyo diagnóstico, una comprobación del bienestar fetal, lo que siempre le da tranquilidad en esta espera, que en algunos momentos se hace demasiado larga. Pero siempre nos queda la duda, ¿cuántas Ecografías son normales en el embarazo?, ¿qué pasa si me hago más de las recomendadas?, ¿qué es una 3D? ¿4D?, ¿para qué sirve?, ¿es necesaria?, etc. En este artículo trataremos de resolver tus dudas y te invitamos a preguntarnos si hay algo que no hemos resuelto en estas palabras.

 

PRIMERA ECOGRAFÍA:

Este primer examen es recomendable se realice antes de la semana 10 de embarazo, por cuanto así se puede comprobar la edad del embarazo y verificar que sea una implantación adecuada, además de visualizar las estructuras anexas al embrión. También se puede observar los ovarios, y el útero, con mayor exactitud.

Esta ecografía se recomienda sea por vía transvaginal, por cuanto es mayor la precisión de la visualización y mediciones.

 

SEGUNDA ECOGRAFÍA:

La segunda ecografía está indicada entre la semana 12 y 15. Está especialmente dedicada a detectar cualquier tipo de alteración anatómica y/o cromosómica. Existen algunas características específicas, que se buscan en este examen como indicadores o sospecha de alguna anomalía genética.

Si bien es cierto que a partir de las 14 semanas se puede visualizar el sexo del feto, la certeza se obtiene a partir del 5ª mes.

La ecografía en 3D o 4D puede ayudar a observar mejor la superficie externa del feto.

También nos permite corroborar una buena irrigación sanguínea de la placenta mediante el doppler color que nos muestra las arterias uterinas.

 

TERCERA ECOGRAFÍA:

Se recomienda realizarla entre las 22 y 26 semanas de embarazo, como es un feto de mayor tamaño podemos observar con mayor claridad su anatomía y verificar que no existan alteraciones anatómicas. Se puede hacer una evaluación del corazón del feto, sus cavidades, el flujo sanguíneo etc.

Se inspecciona la ubicación de la placenta, la irrigación de la misma, si fuera necesario de acuerdo a las condiciones del embarazo se puede inspeccionar el cuello del útero, en detalle.

 

CUARTA ECOGRAFÍA:

Esta se recomienda entre las 32 y 34 semanas, y nos permite determinar el tamaño, el peso y la ubicación del feto, además del funcionamiento de la placenta, grado de madurez, ubicación y cantidad de líquido amniótico.

 

Las 4 ecografías descritas son las indicadas de control en un embarazo normal, es factible que cuando existan dudas, del tiempo de embarazo, de anatomía fetal, cantidad de líquido amniótico el médico tratante solicite alguna extra, sin embargo como es un examen de apoyo diagnóstico debieran respetarse las indicadas y no tomarlo como una “mirada” habitual al feto.

La ecografía 3D permite visualizar, tal como su nombre lo indica, al feto en tres dimensiones, es una reconstrucción digital en tres dimensiones para transformarla en 1, es la última tecnología en este ámbito y la 4D es observar las mismas imágenes en tiempo real, es decir cuando el feto se está moviendo. Hay dos períodos en que están recomendadas estas Eco, entre la 9 y la 13 semana y entre la 26 a la 35 semana.

ecografias en el embarazo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *