PROBLEMAS DE LACTANCIA

PROBLEMAS DE LACTANCIA

 

GENERALIDADES

El recién nacido puede perder un 10% de su peso de nacimiento en los primeros días de nacido, en general su mayor pérdida es en el primer día, es esta una de las razones, entre otras para la recomendación de la succión temprana del niño.

Mucho se ha hablado de los beneficios del apego y de la colocación al pecho de la madre del recién nacido tempranamente, sin embargo aún no se ha logrado concientizar totalmente a todos los actores del equipo de salud de esta recomendación, y es así como hoy vemos en varios centros de Salud que todavía persiste la costumbre de separar al recién nacido de su madre inmediatamente después del nacimiento por dos horas, consideradas antiguamente como la etapa de “transición”.

El niño comienza a recuperar peso desde el tercer o cuarto día, etapa en que generalmente aparece la leche de transición en la mama materna, llegando a recuperar el peso de nacimiento a la semana o dos semanas de vida, por lo tanto el control pediátrico o de niño sano a los 15 días debiera develar como está funcionando la lactancia.

Si durante este control se aprecia un deficiente incremento de peso, se debe revisar la técnica de lactancia, causante en gran parte de los casos de esta situación.

 

EVALUACIÓN DE LA LACTANCIA:

  1. GENERALES

Se debe realizar una anamnesis completa sobre enfermedades de la madre que pudieran influir en la lactancia, como  trastornos de la Tiroides, Ovarios poliquisticos, tratamientos hormonales o antecedentes de cirugía de reducción mamaria.

También se debe investigar sobre los antecedentes del parto, si es parto o cesárea complicados, pérdidas de sangre abundantes, presencia de anemia importante en el embarazo.

Verificar el estado general del niño, si hay hipotonía, hipoplasia de la mandíbula inferior, infecciones etc.

 

  1. DE LA TECNICA

Succión: El bebé debe mamar con labios como un pez (hacia afuera), debe coger parte de la areola y apoyar su mandíbula en el pecho.

Horario: Se debe revisar el horario de lactancia y entender que el niño alimentado al pecho no es un niño con horarios rígidos y que pudiera despertar antes de las 3 horas y que puede incluso tomar más de las 8 tomas que pudiera hacerlo un niño alimentado con fórmulas lácteas.

Chupetes: No se debe dar al niño chupetes, sueros glucosas, infusiones de cualquier tipo etc. El chupete no se debe utilizar hasta que la lactancia materna esté totalmente instalada, el uso precoz solo confunde al niño.

 

 

PROBLEMAS MÁS FRECUENTES:

 problemas de lactancia

 

DE LA MADRE.-

a.- Dolor, normalmente todas las mujeres presentan dolor al iniciar el amamantamiento, sin embargo en la medida del paso del tiempo este va cediendo aun cuando al comenzar la succión del niño siempre se mantenga un poco de molestia. La principal causa del dolor se produce por un mal acoplamiento de boca-pezón, este no debe deformarse por la toma de leche del niño, se debe corregir la posición si se comprueba un mal acoplamiento. Se debe observar la distancia de la nariz a la mama, no debe ser mayor a 1 cm, ya que esto quiere decir que la boca del niño está “muy afuera” y se debe introducir un poco más la areola.

Es necesario observar también la proporción boca-pezón, hay algunos casos en que el pezón es muy grande para la boca del niño y en este caso, se puede extraer la leche la madre y esperar un tiempo en que crezca el niño y se pueda lograr un buen acoplamiento.

Si la causa del dolor es una succión disfuncional, se examinará la boca del niño para verificar que sea capaz de envolver con la lengua el dedo del examinador, y esto podrá ser corregido en una clínica de lactancia, que hoy existen en todos los centros de salud, a cargo de matronas especialistas .

b.- Grietas, son heridas que se producen en los pezones, generalmente  por un mal acoplamiento, se debe insistir a las pacientes colocar una gota de leche al terminar de amamantar y dejarla secar, no se ha demostrado que ninguna crema sea mejor que la leche. Algunas experiencias recomiendan como un complemento de tratamiento la aplicación de luz local diariamente y por mínimo tres veces al día (más o menos a 50 cm del pezón).

Cuando persisten las grietas se debe sospechar una infección por hongos o succión disfuncional.

c.- Sangramiento del pezón, pudieran ocurrir por trastornos hormonales, o también por grietas. Se debe evaluar la causa y mejorar la técnica para solucionar este problema.

La papilomatosis viral puede ser causa de sangramiento, siendo muy poco probable un proceso maligno.

d.- Hongos (micosis) del pezón, se observa un cambio de coloración, más rosado, con aspecto descamativo, y lesiones aisladas, generalmente se produce un dolor intenso tipo puntada que persiste después de terminar de amamantar. Se asocia con Algorra en los niños, por lo que se debe examinar a los dos, se presenta con mayor frecuencia en niños que usan chupetes. El tratamiento es con antimicóticos locales en el pezón y en la boca del niño, eliminando los hongos de la ropa, mamaderas, juguetees etc.

e.- Mastitis, es una infección del tejido intersticial de la mama, que ocurre por mal vaciamiento, retención de leche, presencia de grietas, cambio abrupto en la frecuencia de las mamadas etc. y se caracteriza por dolor, enrojecimiento de la zona, induración, aumento de calor local, sensación de calofríos, cefalea, compromiso del estado general y fiebre.

Se produce en un 1-7% de las mujeres que amamantan y el tratamiento es en base a antibióticos, antiinflamatorios y medidas generales

Se debe mantener la lactancia, favoreciendo el vaciamiento del lado comprometido. La mastitis responde rápidamente al tratamiento. Si no ha mejorado en 3 a 5 días, sospechar mala adherencia al tratamiento o a la presencia de uno o más abscesos. En mastitis recurrentes, es necesario verificar adherencia al tratamiento y causas predisponentes de mastitis como la retención de leche

f.- Absceso mamario, se produce en un 5 a 11% de las mujeres con mastitis y requiere tratamiento específico. Se produce por un tratamiento inadecuado o tardío de una mastitis.

g.- Congestión mamaria, no es raro que al 3r o 4to día postparto, las madres experimenten una sensación de calor y peso en sus mamas debido al cambio de calostro a leche más abundante. El tratamiento es el vaciamiento frecuente, idealmente por el niño. Si la areola está comprometida, primero debe vaciarse manualmente o con bomba esa zona para que el niño pueda acoplarse y mamar efectivamente. Existe evidencia de que tanto aplicar hojas de repollo como compresas frías tendrían un efecto moderado. Lo mismo se puede decir de tratamiento con ultrasonido y calor local. Se ha demostrado que el masaje mamario y los antinflamatorios serían efectivos contra la congestión pero sin dudas lo más efectivo es la prevención.

h.- Reflejo eyecto-lácteo excesivo (RELE), ocurre cuando hay una sobreproducción de leche y expulsión con fuerza de la misma, de modo que el niño se atora al deglutir, pudiendo provocar en el niño cólicos, distensión gástrica y abandono temprano de la lactancia, por cuanto se presenta llanto excesivo del niño y las madres lo interpretan como que el niño queda con hambre. En estos casos se recomienda amamantar en posición vertical al niño y vaciar parcialmente las mamas en forma manual, antes de dar pecho

i.- Leche insuficiente o delgada, este es un problema referido por algunas madres, pero en realidad es un problema muy poco frecuente, sin embargo existen estimulantes de la lactancia, como la Metroclopramida que aumentaría la prolactina, pero debe ser indicado por médico o matrona, ya que tiene contraindicaciones, y el Sulpiride, sin embargo esto debe estar acompañado de mamadas frecuentes. Es importante destacar que ninguno de estos fármacos está aprobado por la FDA para esta indicación y todos tienen efectos secundarios peligrosos.

j.- Pezones planos o invertidos, en este caso se recomiendan suaves masajes de elongación y el uso de tensadores de pezón, y poner al niño al pecho frecuentemente dentro de los primeros días de vida en que este se encuentra blando. Si el niño no es capaz de acoplarse, se recomienda la extracción manual de leche hasta que éste sea lo suficientemente grande para abarcar toda la areola con su boca.

k.- Depresión materna, un estudio realizado en una comuna marginal de Santiago de Chile mostró que cerca del 30% de las madres presentaba síntomas de depresión postparto. En casos como estos siempre es necesario analizar caso a caso la situación y evaluar los pros y contras de tratamiento antidepresivos y sus efectos en el niño. Sin embargo, una madre atenta y cariñosa tomando antidepresivos es de mucho más valor para el desarrollo del niño que una madre sin antidepresivos pero deprimida.

 

Problemas del niño

a.- Niño “dormilón”, los lactantes pequeños presentan un patrón de sueño que contempla un gran porcentaje de su vida durmiendo. Algunos lo hacen más profundamente y frecuentemente que otros. Esto, la mayoría de las veces es normal y basta con pequeños estímulos para lograr la vigilia y con esto, una mamada exitosa. Los recién nacidos bien alimentados maman, duermen entre 1 y 3 horas y despiertan con hambre para volver a mamar. Maman activamente y después de vaciar uno o los dos pechos pueden volver a dormirse. El “niño dormilón” es el que en general la madre tiene que despertar para amamantarlo, succiona unas pocas veces y se duerme al pecho. El que un niño sea dormilón en las primeras semanas de vida puede ser secundario a una hipoalimentación, por lo que se debe indicar a las madres estar muy atentas a que el niño despierte con hambre cada 3-4 horas, y lo sienta deglutir en la mama. Es importante, previo a la mamada, desvestir al niño, sentarlo, darle masajes suaves, cambiar pañal etc. y durante las primeras semanas de vida, despertarlo si duerme más de 3 horas en el día o 4 en la noche. Hay que estar atenta también durante las primeras semanas a la frecuencia de pañales sucios y mojados así como al incremento de peso, de manera de intervenir precozmente si el niño somnoliento está siendo mal alimentado.

b.- Crisis transitoria de lactancia, la lactancia se establece alrededor de las 4 semanas postparto con un volumen aproximado de 600ml de leche materna/ 24 hrs. Algunas madres incrementan paulatinamente su producción a medida que el niño crece y aumenta sus requerimientos, otras, sin embargo mantienen su producción y cuando el niño casi duplica su peso al tercer mes, presenta una “crisis transitoria de lactancia”

El 75% de éstas durante los 3 primeros meses de vida. El cuadro se caracteriza por que el lactante ya no queda satisfecho con la frecuencia de lactancia a la que estaba acostumbrado, la madre siente que las mamas le quedan vacías y el niño pide varias veces en la noche. Se soluciona aumentando el número de mamadas por unos días hasta equilibrar la producción de leche con los requerimientos del niño. Generalmente duran 4 a 6 días, si la madre responde a los requerimientos del niño. Su producción aumenta y se mantiene a ese nivel volviendo a la frecuencia previa de mamadas. Es de suma importancia anticipar esta situación a la madre de manera de evitar angustias y suplementación innecesaria. Hay que destacarle que esta situación es transitoria y que se puede repetir en 1-2 meses.

c.- Disfunción Motora oral, se produce en algunos niños por inmadurez, problemas neurológicos o dolor facial o mala succión por el uso de chupete entre otros. La evaluación consiste en determinar el tono y la capacidad de succión del lactante.

d.- Problemas anatómicos de la boca del niño, uno de los problemas que afectan la lactancia es la fisura labial y/o palatina. Es especialmente recomendable que estos niños sean alimentados exclusivamente con leche materna para proteger sus mucosas y evitar infecciones. Aun cuando las madres de estos niños van a requerir de ayuda especial para aprender a amamantarlos, los niños con fisura pueden mamar ya que la extracción de la leche se hace por masaje y no por succión. También puede presentarse fusión de las encías, tumores de la boca o encías, atresia de coanas, parálisis velo palatina post-intubación

e.- Rechazode amamantamiento, referido por algunas mamas y se ve en niños que recibieron formulas o chupetes en la maternidad, lo que dificulta la correcta posición de la boca del niño al intentar amamantar, la madre lo asume como algo personal y por lo tanto no insiste en dar pecho. También el niño rechaza el pecho cuando hay obstrucción nasal, diversas situaciones de stres materno o reflejo eyecto-lacteo excesivo.

Si la causa es identificada, la probabilidad de restaurar la lactancia es alta, si bien puede demorar varios días. Algunas técnicas incluyen hacer de la lactancia un momento tranquilo, aumentar los cariños, fomentar el contacto piel con piel etc.

f.- Mal progreso ponderal en un niño amamantado, se considera mal progreso ponderal si el recién nacido baja más del 7% del peso de nacimiento, no recupera el peso de nacimiento a los 10 días y sube menos de 18 grs/día dentro de las primeras semanas o se cae de carril de crecimiento en los primeros meses. La mayor parte de las veces el problema se soluciona corrigiendo la técnica y aumentando la frecuencia de las mamadas y asegurándose que el niño tome de la leche del final de la mamada, más rica en grasa. Si el niño no vacía bien las mamas, es necesario vaciar las mamas manualmente o por bomba y administrar esta leche rica en grasa con un vasito, cuchara, sonda al dedo o suplementador. Si, descartadas y tratados los problemas anteriores el niño no incrementa adecuadamente de peso es necesario y administrar formula por medio de suplementador, junto al pecho, lo que aumentará la producción de la madre. Todo niño con mal incremento de peso debe ser controlado frecuentemente hasta superar el problema, especialmente si esto ocurre en las primeras semanas de vida.

 

problemas lactancia2

NOTA: Este artículo, muy específico para un grupo de mujeres ha sido muy solicitado por nuestras pacientes y es por ello que ha sido realizado con mucha dedicación y cariño, esperamos como siempre ser un aporte y ayudar a tantas mujeres que se encuentran en alguno de estos problemas y sienten que no tienen a quien consultar.

 

REF: Problemas en la Lactancia: Autoras: Dra. Javiera Martinez, Dra. Verónica Valdés

(Sikorski J, Renfrew MJ, Pindoria S, Wade A. Support for breastfeeding mothers. Cochrane Database Syst Rev. 2002; (1): CD001141 Bhandari N, Bahl R, Mazumdar S, et al. Effect of community-based promotion of exclusive breastfeeding on diarrhoeal illness and growth. Lancet 2003; 361: 1418-143. Meneghello. Pediatría. 5a Edición Págs 295-306. Editorial Médica Panamericana 1998. Schanler R. Breastfeeding 2001 Part II. The management of breastfeeding. The Pediatric Clinics of North America 2001; 48 (2) : 321-344. Saint Louis. Mosby-Year Book, Inc. 1994. Nelson Textbook of Pediatrics. 17th Edition. Saunders International Editions.)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *