Vacaciones en pareja….sin hijos

Hoy se ve con mayor frecuencia la tendencia de las parejas jóvenes de tomar vacaciones sin sus hijos, aun cuando sean pequeños, provocando el cuestionamiento de padres, abuelos, que ven con preocupación un tema que para ellos jamas hubiera sido una posibilidad. Hace algunos años los padres salían de vacaciones con sus hijos hasta que estos ya adolescentes rechazaban la invitación. Hoy la vida de las parejas es de permanente estrés, por los horarios laborales, los tediosos traslados, la escasez de tiempo para actividades de pareja y la falta de redes de apoyo como abuelos o tíos que por sus propios trabajos ya no pueden quedarse al cuidado de los niños, esto hace que muchas parejas decidan tomar vacaciones para descansar, dormir y disfrutar solos.

CH7ILSRFEVGPZEQWW46Z4HT4QI

Revisando la literatura sobre el tema encontramos algunas recomendaciones a tener en cuenta según la experiencia médica y de padres que han optado por esta opción:

-Antes de los 3 años, los niños no debieran separarse de sus padres por vacaciones (7 a 10 días).
-La distancia entre padres e hijos (mayores de 3 años), en un periodo de una semana puede considerarse beneficioso para ambas partes por cuanto los padres se relajan y disfrutan de la relación de pareja, realizando actividades propias, compartiendo espacios que con la presencia de los hijos es imposible, y los niños ganan en autonomía al desapegarse de ellos por unos días, también fortalecen lazos con otros integrantes de la familia, que serán quienes los cuiden por ese período. Hay que tener en cuenta que esta separación puede favorecer el vinculo de la pareja, renovando sus energías, con plena sensación de relajo y como resultado mejorar la función de padres.
-.Es fundamental que ambos padres estén totalmente de acuerdo en la decisión y no que uno de los dos sea quien convenza al otro, para que frente a cualquier contratiempo no haya posibles recriminaciones
-Si los niños son menores a 5 años se recomienda tomar esta opción una vez al año, y puede sumarse algún fin de semana, si son mayores de 5 años puede tomarse vacaciones de una semana por un par de veces.
-Es muy recomendable que los niños no alteren su rutina y que el adulto que vaya a cuidarlos se traslade al domicilio del o los niños, de manera de mantener todos los horarios de levantada, comida, y sueño. Es fundamental que continúen con su rutina habitual, y que no suspendan ninguna de sus actividades cotidianas.
-Es muy habitual que los padres sientan culpa al dejar a sus hijos algunos días, y una manera de disminuir esta sensación es una buena elección de quien se queda a cargo, que esta sea de confianza de los dos, que este capacitada para ocuparse de ellos durante todos los días, que tenga disponibilidad horaria y que además mantenga una relación adecuada con los niños.
-También es bueno dejar otra persona de apoyo, por si ocurriera algún imprevisto, si los niños cuentan con niñera o apoyo en las tareas del hogar es bueno que esta persona siga realizando su labor como siempre.
-Previo al viaje es recomendable “orientar” a esta persona en las rutinas del hogar, el lugar de ubicación de las cosas mas habituales de uso, explicar a los niños en su presencia lo que va a ocurrir y como se manejara todo en ausencia de los padres. Se puede realizar también un “ensayo” dejando a los niños algún día previo, para que se familiaricen con la situación.
-Siempre es bueno mantener en un lugar visible todos los teléfonos de la familia, servicios de emergencia y por supuesto las personas de apoyo en caso de ser necesario. También si es factible se deben dejar los datos del lugar en que se encontraran los padres durante su viaje.
-Lo otro importante es dejar el abastecimiento necesario de la casa durante la ausencia, alimentos, colaciones, medicamentos (si están indicados) con horarios, forma de administración etc. Y el control pediátrico al día con su respectivo carnet si así corresponde.
-Conversar con los niños antes del viaje es indispensable, informarles del lugar donde irán, por cuanto tiempo, como se comunicaran con ellos y que cosas les gustaría realizar a ellos en su ausencia, si desean ver películas o vídeos, jugar juegos, disfrazarse, etc lo que los niños deseen hacer y proveer lo necesario para dichas actividades.
-Se pueden dejar mensajes para los niños diarios en papeles, o dejar alguna sorpresa que puedan buscar y sentir que los padres siempre están presentes y recordándolos.
-Mientras menos edad de los niños mas importante es el contacto frecuente con ellos, por skipe, face time, escribir correos, enviar fotos y ojalá a la misma hora para generar una rutina que los tranquilice, si algún día no se puede idealmente avisar con anticipación.
-En lo posible la despedida debe ser en la casa y no en otro lugar, para que este sea un evento natural y no dramático. Al regreso es bueno traer algunos regalos para que los niños tengan presente que se acordaban de ellos durante el viaje.

Las parejas que han tenido esta experiencia la relatan como positiva, si bien reconocen sus miedos y aprensiones previas, aseguran que teniendo en cuenta las recomendaciones detalladas, pudieron finalmente relajarse, disfrutar en pareja y volvieron renovados y con mas ganas de seguir con su labor principal de ser padres a horario completo.

Ext: encuestas a padres
Dra: Fabiana Cornejo, médica especialista en Psiquiatría, Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *